jueves, 27 de marzo de 2014

Are you fucking me, bitch?

Hooola, aquí de nuevo. Espero que os guste:

El tiempo iba pasando y yo no quería admitir la realidad, que no le gustaba a Javier. Él me seguía molestando, pero yo intentaba pasar de él aunque no era capaz.

 Y un día, María me dice por whatsapp que me olvidé de Javier porque tenía novia. Lo cual a mi me dolió mucho, además de que María no se caracteriza por tener mucho tacto a la hora de decir cosas serias a la gente. Al principio pensaba que no podía ser, que sería una mentira para hacerme olvidar a Javier pero tampoco descartaba la posibilidad de que podría ser.

En nuestra clase, hay una chica: Ainoa, que su novio es muy amigo de Javier. Entonces, María se empezó a llevar mucho con esa chica.

Durante esos días, María me estuvo preguntando un montón de veces si aun me gustaba Javier y yo, intentando olvidarlo, le decía siempre que no. Que ya no sentía nada por él, que fuera solo un capricho... Lo que yo, en el fondo, sabía que era todo mentira. Pero parecía que ella se lo creía, lo que a mí me alegraba.

Como parecía que María se lo había creído bien, un día por whatsapp, me viene diciendo que había quedado con Javier, Alba y su novio. Mientras que estos se liaban, Javier se puso muy cariñoso con ella y en eso le intentó entrarla pero María lo alejó a tiempo.  Después, Javier dejó a su novia delante de María y esta se quedó como: dios.

Yo lo único que podía hacer era hablar con ella normal, no podía ver que estaba afectada. Y le pregunté si le gustaba Javier y me dijo que no sabía así que yo me quedé aun peor.

Pasar0n los días y María me preguntó que si se iba a molestar mucho si ella y Javier empezaban algo, yo le dije que no, que por qué me iba a afectar. Y con presión le saqué la información.

-Es que Javier y yo estamos saliendo- leí mediante la pantalla de mi móvil.

Mi mundo se detuvo, solamente miraba esa pantalla donde cada vez esa frase me hacía más daño. No podía ser verdad... Mi amiga y el chico del que estaba enamora. Cada vez era peor, no podía ni estar de pie así que me recosté en la pared y fui bajando lentamente hasta llegar al suelo y ahí romper a llorar sin poder parar, sin poder creer a la realidad.


Bueno, hoy hasta aquí...
Me despido, con muchos besos y abrazos para todos, LBG.